Tuberculosis  ׀  Hepatitis B  ׀  Difteria  ׀  Tétanos  ׀  Pertussis (Tos fernia)  ׀  Haemophilus influenzae tipo b  ׀  Poliovirus  ׀   Sarampión  ׀  Paperas  ׀ 

  Rotavirus  ׀   Rubéola ׀  Varicela ׀ Neumocócia   ׀ Gripe(Influenza) ׀ Hepatitis A ׀  VPH (Virus del Papiloma Humano) ׀°   Meningitis

 

La llegada del bebé.

¡ Por fin….!, después de 9 meses de espera, (y molestias sobre todo para la mamá), la familia se prepara para recibir un nuevo miembro. Aceptemos que no es lo mismo que sea el primer bebé, o el segundo, o el sexto.  Las mejores experiencias y sobresaltos se viven con la llegada del primer bebé, simple y sencillamente, la dinámica familiar se trastorna completamente.  En el caso de la pareja que tendrá su primer hijo, y que además será el primer miembro de una nueva generación para las familias de los dos, la situación puede ser caótica; las futuras abuelas andan “locas” y aconsejando todo, los futuros abuelos tratan de hacerse los desentendidos (sin perder detalle de lo que sucede) y tratando de aceptar el que al ser abuelos pasarán a otro rango social. (¿Se han fijado como cambia en su conducta el ser humano al convertirse en abuelo o abuela?).

Dejemos de lado, por el momento, la situación de las familias, ya que a fin de cuentas, la responsabilidad y experiencias nuevas serán para la pareja (futuros papás), quienes no tienen la menor idea de lo que les espera. Durante el embarazo, y aún con la información que para bien o para mal reciben de la familia, los amigos con hijos, y por los medios de comunicación; los futuros padres forman en su mente, idealísticamente, lo que será su vida al llegar el bebé y lo que será de ese bebé.  La mamá tiene una idea del aspecto que tendrá (igualito a los bebés Gerber), el papá lo considera el sucesor nato del mejor jugador de la selección nacional, o el futuro salvador de la humanidad (en la profesión que el ejerce, obviamente), aunque cabría y convendría considerar que puede ser niña. Aún no se han dado cuenta, porque “nadie aprende en cabeza ajena”, de que se acabaron las levantadas tarde, las salidas al cine o las idas a cenar, o los viajes de descanso o reventones (según gustos) de fin de semana, o las reuniones con los amigos (que aún no tienen hijos) para divertirse, comentar la situación actual y tratar de componer el mundo. No saben que todo eso cambiará por que a partir de que nazca el bebe, el mundo girará alrededor de el (lo peor, ¿ o mejor ?, de todo es que el bebé exigirá que así sea). Todo ello cambiará por desveladas para alimentar, vigilar o consolar al bebé, intercambio de información con los amigos olvidados (que ya tienen hijos) sobre los mejores pañales o biberones,  y la competencia social por que nuestro bebé sea el mas grande, el mas fuerte y el mas inteligente.    

 

Por cierto, la valoración (no calificación) de Apgar que se realiza al minuto y a los cinco minutos de que nació el bebé, sirve para que el pediatra tenga una referencia sobre el estado del bebé y de las maniobras de reanimación que pueda necesitar en ese momento, NO refleja ni califica la labor del médico obstetra o del anestesiólogo, ni predice el grado de inteligencia del bebé; algunos papás se molestan por que su bebé obtuvo una valoración menor a 8, como si fuera de escuela, y la utilizan, erróneamente, para considerar mejor o peor a un bebé, socialmente hablando.

¡ En fin….! Ya paso todo ello; el embarazo, los momentos de las carreras hacia el hospital, el parto o la cesárea, las visitas de TODOS los familiares al hospital sin dejar descansar a la mamá, las comparaciones familiares de a quién se parece el bebé (“es igualito al tío Carlos”, del que nadie se acuerda) concluyendo que el bebé no tiene nada de el y está compuesto por varias partes de otros, todo es prestado de algún familiar; los ojos del papá, la barbilla de la mamá, las manos del abuelo (paterno y materno según quién lo diga) etc., y hasta los gestos son de alguien, menos del bebé. Habiendo desembolsado una cierta cantidad para cubrir los gastos del hospital y médicos interesados en el asunto, (el kilo de carne de niño es de los más caros, y mientras menos pese más caro es) se les entrega a los flamantes padres el fruto de su amor , esperando que se haya dado el equipamiento previo para recibir al bebé en casa; pañales, biberones, chambritas y mamelucos en tal cantidad que los heredará nuevos a los siguientes hermanos, además de otros enseres (¿para que puede necesitar un bebé una bicicleta o una casa de Barby?), con la consigna de que mientras permaneció el bebé en el hospital estuvo y se porto muy bien.

Pero, ¡ momento ….! ¿Dónde está el manual operativo del bebé ?, ¿Que se va a hacer con el en casa ?, ¿ Como saber que quiere o que le pasa ?.  Desafortunadamente, aún con la asesoría de las abuelas, vecinas, amigas, cursos psicoprofiláctico y de orientación para ser padres, libros y revistas, NO ha quedado claro que hay que hacer o como hay que hacerle con el bebé.  Los seres humanos hemos perdido el instinto para hacernos cargo de nuestros cachorros, simple y llanamente por que somos muy sofisticados y complejos, en todos aspectos. La asesoría que ha recibido la mamá por todos los medios mencionados,  generaliza el trato y manejo de los bebés, siendo que cada bebé es único y especial, pudiendo aplicarse algunos aspectos de la información que se recibe, pero encontraremos que cada bebé tiene actitudes, necesidades y funcionamiento orgánico muy particulares, el bebé desde que nace ya posee un carácter (enojón, chillón, demandante, tranquilo, alegre, serio, etc.) al igual que los adultos, y ese carácter es heredado de los padres.

 

Esta amplia introducción no tiene el objeto de atemorizar a nadie, con respecto a lo que les espera cuando llega el bebé a casa, tratemos de dar objetividad al hecho de que nadie esta preparado óptimamente para ser madre o padre, se forman sobre la marcha aplicando diferentes modelos, principalmente familiares.  Los papás (hombres) en esta primer etapa del recién nacido, pasan a segundo plano, ya que, en la mayoría de los casos, delegan la atención y cuidados del bebé en las mamás, considerando que biológicamente y socialmente ellas están más preparadas por serles “natural” a su género.

 

Los aspectos del cuidado del recién nacido que se mencionarán mas adelante, deben ser entendidos como medidas generales que pueden y deben ser consultadas con su pediatra, pudiendo darse en ocasiones elementos contradictorios a lo indicado por el, ya que existen diferentes criterios para el manejo y cuidado de los bebés. Por eso, y para eso, existen los pediatras, especialistas en tranquilizar a los papás y en atender niños también, aplicando los conocimientos a las situaciones especiales de cada paciente/bebé.

 

En forma muy concreta, el bebé al salir del hospital necesitará en casa amor y atención, esta última a través de su alimentación (al seno materno o con formula lácteas), de su aseo (pipí, popó, cambio de pañales y baño), cuidados higiénicos especiales (el cordón umbilical, los granitos en la piel, las rozaduras), descanso por medio del sueño, estimulación psiconeurológica con juegos y amor, y detección y manejo de situaciones comunes como el cólico, el estreñimiento, las flemas, etcétera.

 

 

Dr. Alberto Medina Chanona 

pediatría integral

 
Artículos de interés:
       
 

La llegada del Bebé.

 

Alimentación Infantil.

       
 

Alimentación al Seno Materno.

 

Vacunas.

       
 

Intolerancia a la Lactosa.

 

Cuando el niño crece.

       
 

Características especiales de crecimiento en niños de 3 a 8 años.

 

Cómo prevenir las enfermedades infecciosas.

       
 

Cómo afectan las enfermedades el crecimiento.

 

¿Cuántas horas deben dormir los niños?.

       
 

Los malos hábitos de los niños y sus consecuencias.

 

Desarrollo de la conducta y personalidad.

       
 

Importancia de las vitaminas en el crecimiento.

 

Crecimiento y desarrollo.

       
 

Cómo saber si mi hijo está creciendo y desarrollándose bien.

 

Importancia en la alimentación en las diferentes edades pediátricas.

       

Home  Vacunas |   Vacunación para Adultos Mayores  Vacunación para Adultos  |  Vacunación para Adolescentes  |  Vacunación para Niños  | | Vacunas para Embarazadas |  Pediatría   |   Contacto  | Misión/Visión   |  Prevención de Enfermedades |  Publicaciones     | Preguntas Mas Frecuentes  |

    Centro de Vacunación Familiar. ©All Rights Reserved.  2 0 1 8.